jueves, 30 de abril de 2009

Los museos de Telmo Martín

2 comentarios:

ondequedavilalonga dijo...

Bueno, yo tengo que reconocer QUE SI QUERÍA ESA ESPECIE DE MUSEOS. Soy mucho de este tipo de cosas. El Museo de POntevedra lo he visitado en 4 ocasiones, si no recuerdo mal, aunque en los ultimos 2 años no he ido. Suelo acudir a las exposiciones de cuadros cada verano en la Toja... y SE ME CALLÓ EL ALMA A LOS PIES, el día que tuve que explicar a una familiar que vino de otra comunidad, que el cartel de la rotonda era para nada, que no se había llegado a abrir. Si por mi fuera, SI YO MANDARA, ordenaría restaurar, desde esas "tumbas medievales" en nuestra iglesia, hasta el último molino de agua de la parroquia.
PERO, PERO...
también soy de lo otro. Me gusta ir a un RAlly, ir al campeonato de cross aquí en Vilalonga, la piscina.
CREO QUE SE PUEDE HACER TODO, despacio pero sin pausa, pero las cosas como son: La gran mayoría está más interesada en pisos y coches y todo lo demás carece de validez.
En fin, igual algún día... (yo la primera vez que fui a la piscina, fue a Caldas...)

Nacho Velón dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Mi crítica versaba, sobre todo, por la incredulidad; todo era una máscara para RECALIFICAR suelos y hacer favores a amigos. El caso de la telleira era de manual. Una fabrica con amplios terrenos sin actividad poible es comprada en el momento oportuno para.....¿para qué? Y mientras, el centro de salud, la guardería, el centro social....